Yukon Blonde: «Disfrutar la vida sin gente tóxica»

Las conversaciones a distancia incluyen la peculiaridad de poder vislumbrar el lugar donde se encuentran los participantes de la charla por Zoom. Al comenzar la entrevista con Jeff Innes, líder de la banda canadiense Yukon Blonde, descubrimos un espacio muy ordenado donde cada cosa luce en su lugar. Ahí encontramos el pretexto para comenzar la entrevista que gira en torno a Vindicator el nuevo disco del grupo radicado en Vancouver.

Tu espacio luce muy ordenado. ¿Trabajas mejor en un espacio donde todo está en su lugar?

No. En los momentos donde soy más prolífico suelo empezar a trabajar en un espacio muy ordenado, pero dejo que el caos aparezca poco a poco. Cuando acabo de grabar una canción el mismo cuarto será un desastre, un caos total. Supongo que tiene que ver con que cuando creo música me enfoco en ese proceso y la otra parte queda fuera.

Existe una evolución en su carrera que ahora se evidencia en el disco más Vindicator ¿Qué tan simple o complejo ha sido este proceso?

Creo que ha sido fácil. Empezamos a grabar lo que pensábamos que eran demos en ese momento y en algún punto reconocimos que se abría la posibilidad de hacer nosotros mismo el disco, sin un productor de por medio. En el proceso notamos con claridad que el sonido que logramos era auténtico y manteníamos el control de todos los aspectos.

Al tener un estudio sin límite de tiempo al principio de la grabación nos convertimos en procastinadores y eso se convirtió en el gran reto: concluir y no grabar eternamente. Evitamos hacer muchas versiones de una misma canción y preferimos capturar la magia en la primera o segunda toma, cuando existe un halo de plena novedad en el músico. Aprovechamos que no tuvimos límite de tiempo ni consecuencias.

Cuando pensamos en el espíritu de Hazlo tú mismo, propio del movimiento punk, tendemos a relacionarlo necesariamente con un sonido igualmente punk. Parece que tienes un respeto por este proceso aunque el resultado musical vaya por otros caminos…

Esa idea fue uno de los motivos por los que nos juntamos a hacer música. Siempre platicamos esta idea y no sólo en la música sino también en el arte gráfico del disco, invitábamos a amigos a hacer el arte visual, por ejemplo. Para Vindicator, tomé las fotos con una cámara de 35 mm y fue con lo que armamos la portada del disco. Además, la producción de este nuevo disco estamos involucrados solamente nosotros cinco. Únicamente pedimos ayuda para la masterización.

Siempre es un reto que los grupos musicales duren tiempo juntos. ¿Cómo es que Yokun Blonde ha logrado mantenerse unidos por tanto tiempo?

Tienes que dejar a un lado tu ego. Comprender y respetar la labor de la persona encargada de cierta tarea. Aunque soy el principal compositor dentro del grupo y tengo unas ideas específicas para la producción, no significa que nadie puede aportar quitar o añadir ideas.

Hay canciones en el disco que sólo grabábamos dos integrantes pero todos en el grupo deben estar de acuerdo con eso. Hubo canciones que no hice y mi labor fue mas de apoyo. Es el tercer disco que hacemos nosotros cinco. Hemos aprendido a respetar las ideas y los límites. Es un proceso democrático.

¿Cómo deciden acercarse a sonidos que parecen provenir de otros tiempos?

Somos fanáticos de la música, de los instrumentos musicales y de la paleta de sonidos de prácticamente cualquier género musical. A veces una canción necesita el sonido de una caja de ritmos pero otras veces requiere el sonido de una guitarra de los años setenta. No tenemos limites y procuramos que sea la idea la que nos guíe.

¿Cómo fue la experiencia de grabar el disco en una isla y de qué modo influyó en el sonido final del disco?

Fue una gran experiencia donde había al mismo tiempo pocas y muchas distracciones. Si la grabación hubiera sido en otro lugar, como en el estudio en una gran ciudad, el resultado hubiera sido radicalmente distinto ya que el contacto cercano con el mar, con el agua, incide de muchas maneras. No hay nada alrededor en realidad y entonces puedes grabar y hasta las 5 de la mañana. Cuando estamos en la ciudad cada uno se va a su casa en la tarde. Aquí no tuvimos limites de tiempo.

Cuéntanos del título del disco que suena como nombre de una novela de ciencia ficción…

Vindicator representa la posibilidad de crear y trabajar desde la independencia. Líricamente tiene que ver con disfrutar la vida sin gente tóxica, de disfrutar la libertad de cometer errores en el camino y crecer. las letras hablan sobre la necesidad de alejarnos de la negatividad que nos acecha mientras que buscamos la mejor versión de nuestras vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.