Tirzah: atmósferas puras y grados de colorido

Sonidos que llevan hacia un viaje introspectivo. Grados de colorido, que nos invitan a profundos mundos sonoros. Capas de sentimientos que se unen para construir atmósferas puras, extrañamente intensas y de fascinación absoluta. Después de haber logrado un amplio reconocimiento por su álbum debut Devotion en 2018, Tirzah produce y crea con su amiga de toda la vida y complice creativa, Micah Levi y junto a Coby Sey, Colourgrade un álbum que con canciones que nos seducen por los sorpresivos giros que aparecen en cada una de ellas. Platicamos con Tirzah acerca de éste, su nuevo material.

¿Cómo te sientes con la llegada de este nuevo disco?

Es muy liberador tenerlo listo. Se siente muy bien que su proceso de creación se haya completado después de un año de grabaciones y otro año más de mezcla, masterización, producción de visuales y de videos.

Debe ser muy peculiar experimentar el tener el disco disponible, de pronto a, prácticamente, todo el mundo…

Es un sentimiento muy especial saber que puedes compartir algo con ese alcance y a nivel mundial. El sentimiento principal proviene de haber concluido un largo proceso de un proyecto que captura un momento en el tiempo. El enfoque va por ahí porque podría enloquecer de pensar en los lugares todos los lugares en el mundo donde de repente llega el disco.

Una vez que terminamos de grabarlo lo que quieres es que esté afuera en el mundo y a partir de ese momento comienza un proceso de desapego hacia él. En ese momento solo queda sentarte a ver lo que sucede una vez que ha salido.

Acabas de ser madre por segunda ocasión, ¿Encuentras similitudes entre tener y criar un hijo y la creación de música para un disco?

Sí y no. Puedes intelectualizarlo y decir que en ambos surge un proceso de concepción que incluye el darle seguimiento, cuidarlo, crearlo y demás pero sinceramente para mí son cosas independientes. Por una parte eres un ser humano que hace música y por otra, el tener un hijo se parece a tener una situación extrema que templa el ánimo. Son cosas diferentes en mi experiencia.

Las letras y tu voz otorgan al proyecto una peculiar profundidad ¿Cómo es tu historia como cantante?

Mi madre escuchaba mucha música. Las canciones de Whitney Houston y Tina Turner sonaban mucho en casa. Yo disfrutaba en esos años particularmente las canciones de Aretha Franklin. De niña tenía esas voces en mi cabeza. Disfrutaba no solo escucharlas sino también cantarlas.

Cantar a partir de la música que genera Micah, por su manera de escribir y crearla, es cuando toma sentido mi propia identidad como cantante. Para mí el ingrediente principal del proyecto es ella y por eso siento extraño que me cataloguen o identifiquen como una artista solista mas que como un dueto. La producción del proyecto surge de una dinámica de colaboración entre ambas. Lo que escuchas y lo que soy musicalmente no sería posible sin el trabajo en conjunto. Soy muy afortunada.

¿De dónde vienen el título y el concepto de Colourgrade?

La ideal nombre y concepto surgió cuando seleccionábamos las canciones que teníamos listas para mezclar e incluir en el disco. Mucho de mi pensamiento giró sobre ese proceso y en decidir a lo que queríamos a lo que sonara el disco. Escuchar las canciones una y otra vez las ayudó a ver las cosas como un espectro, como una mezcla de sentimientos de color y de texturas. Con sonidos acústicos que se mezclaban con la profundidad del bajo en un entorno electrónico. De pronto teníamos un reto, una carrera compleja en la que la palabra “espectro” apareció. Y la canción Colourgrade dictó el destino sonoro del disco.

Las letras parecen tener una carga importante de metáforas muy personales…

Escribí las letras de todas las canciones. Las palabras surgen dependiendo de lo que escucho o de lo que se está sonando mientras que se van creando las canciones. Al escuchar la música en proceso se disparan una lista de palabras que se convierten en fragmentos de ideas que se unen para encajar con la melodía. A veces las primeras tomas son muy importantes.

¿Cómo llevar este sonido que luce tan íntimo a un escenario, a tocarlo en vivo?

Hay tanta energía en el escenario y hay cosas en la vida que el universo simplemente te entrega. Lo mágico es la energía de sentir la conexión en el escenario tocando con amigos mientras esperamos que esa energía nos rebase y sea compartida y sentida por el público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.