Lo mejor del cine en 2020

El año de la pandemia rebasó la ficción y aunque cerró las salas de cine, el séptimo arte no se detuvo, ya que con el streaming y las diversas plataformas encontró la manera de entrar en más hogares. Es por eso que hoy hacemos un conteo con lo mejor de la cinematografía mundial y nacional en este 2020.

Mank (David Fincher, Estados Unidos)

Gary Oldman quien interpreta a Herman J. Mankiewicz nos mantiene en un estado de ansiedad y coraje al luchar contra el ego de Orson Welles, para contarnos cómo se gestó el guión del Ciudadano Kane, trasladándonos con una actuación excepcional a este Hollywood de los años 30´s donde la industria sigue devorando al artista, acto que no ha cambiado mucho.

Buñuel en el laberinto de las tortugas (Salvador Simó, España- Alemania)

Aunque esta pieza de animación es del 2018, aparece hasta este 2020 regalándonos un retrato poético del surrealismo que Luis Buñuel exponía en el proceso creativo de sus obras fílmicas, haciendo justicia a esta historia de amistad nos muestra la parte humana del artista donde a pesar de perder todo bajo el régimen de Franco, nunca perdió el talento y amor por el cine.

El hoyo (Galder Gaztelu- Urrutia, España)

Una prisión vertical con una celda por nivel, dos personas por celda, una sola plataforma de alimentos y dos minutos por día para alimentarse de arriba para abajo; ¿Será un futuro cercano? ¿Eres de los que piensan demasiado cuando están arriba? ¿O de los que no tienen agallas cuando están abajo? Si lo descubres demasiado tarde, no saldrás vivo de “El hoyo”.

Jo Jo Rabbit (Taika Waititi, Nueva Zelanda – Estados Unidos)

A inicios de año nos esperanzamos con una comedia que nos llenó de risas y llanto, donde el pequeño y solitario Jo Jo tiene como amigo imaginario a  Adolf Hitler y nos regalan una sintonía musical en medio del drama de la guerra.

On the rocks (Sofía Coppola, Estados Unidos)

Sofía Coppola retoma la fórmula de “Lost in Translation”, retratando una radiografía de la vida sobre la paternidad, lo difícil y complicado que es ser una mujer adulta con inseguridades que trata de terminar su novela, la cual tiene años escribiendo; provocándole frustración y desencadenando paranoia sobre la fidelidad de su esposo.

Verano del 85/ Eté 85 (François Ozon, Francia)

¿Con qué sueñas cuando tienes 16 años?, con tener un mejor amigo, con hacer un pacto de amistad que dure para siempre, con tener mil aventuras en barco o en moto acuática o quizás sueñas con la muerte… Un filme que nos traslada a los años 80 a través de la música, la estética y la moda, pero sobre todo nos muestra lo que es sentir que el mundo se acaba cada fin de semana aunque tienes toda la vida por delante.

El Faro (Robert Eggers, Canada – Estados Unidos)

Sentirás el sabor de la sal del mar en los labios, las piernas te temblarán de frío; los efectos que produce este filme de terror psicológico de Robert Eggers, director de La bruja, son muy potentes. Trata de dos hombres que cuidan un faro en una isla remota de Nueva Inglaterra a finales del siglo XIX.

Drunk / Another Round (Thomas Vinterberg, Dinamarca)

Este drama disfrazado de comedia nos muestra la vida de cuatro profesores de instituto que se embarcan en un experimento sociológico, en el que cada uno de ellos deberá mantener la tasa de alcohol en su cuerpo al mismo nivel; en el transcurso de su cotidianidad, intentando demostrar de esa manera que pueden mejorar en todos los aspectos de su vida. Un filme realmente intoxicante.

Matthias & Maxime (Xavier Dolan, Canadá – Francia)

Dolan regresa a sus raíces y nos muestra una historia en su amado Montreal, sobre un grupo de amigos a finales de sus veintes; se enlazan las historias sobre el descubrimiento de la sexualidad, las tensiones románticas y familias fracturadas. Ésta es una apuesta por un cine íntimo, excéntrico, sensual y lleno de frustraciones de una generación que aún intenta encontrarse.

Possessor (Brandon Cronenberg, Canadá – Reino Unido)

La ganadora de Sitges de este año nos revela un mundo de ciencia ficción que no está lejos de este futuro fatalista. Con una estética brutal nos muestra el trasfondo actual de la vigilancia digital a todo nivel y una buena dosis de horror combinado con una percepción angustiosa sobre la identidad y las pulsaciones más oscuras de la mente.

Por otro lado, la mirada nacional también se hace presente en este 2020 presentando obras que no sólo retratan una identidad, un hecho histórico o los personajes que diariamente son héroes anónimos y que detrás de ellos cargan sus propias historias.

Ya no estoy aquí (Fernando Frías de la Parra)

La película multipremiada por el Ariel de este año y que ha dado la cara por México en el extranjero, nos lleva de viaje a uno de los submundos de esta sociedad mexicana. La cinta retrata a Ulises, quien después de un mal entendido con miembros de un cártel local se ve obligado a emigrar a Estados Unidos, dejando atrás lo que más le define: su pandilla, sus amigos, el baile y las fiestas que tanto ama. Hará todo lo posible para adaptarse a un nuevo país, pero se da cuenta de que preferiría regresar a casa, a Monterrey con su familia y amigos, antes que afrontar la soledad en Estados Unidos.

Asfixia (Kenya Márquez)

Aunque Asfixia tiene un apresurado estreno a finales del 2018 es hasta este año donde se consagra y llega a las pantallas bajo la mirada de una de las mejores Directoras del país. Con un lenguaje sencillo, actuaciones supremas y una fotografía realista, nos cuenta la historia de Alma una mujer albina quien al de salir de la cárcel donde aprendió a cuidar enfermos, decide recuperar algo más importante que su propia libertad.

Mano de obra (David Zonana)

Este filme es un retrato que día a día ocurre en los rincones del país, tras la muerte de su hermano en la obra, Francisco se entera que su cuñada, ahora viuda, no recibirá indemnización alguna por parte del dueño de la casa; es cuando entonces este grupo de albañiles buscará justicia no solamente por la nula compensación, sino también por una vida llena de carencias, contrastes y opresión.

El baile de los 41 (David Pablos)

El conocido Director de la multipremiada cinta “Las elegidas”, este año nos regaló una película basada en hechos históricos que retratan la censura, la doble moral de aquellos tiempos del porfiriato, un evento ocurrido el 18 de noviembre en la colonia Tabacalera de la ciudad de México, una redada policial que se convirtió en un escándalo nacional a inicios del siglo XX, donde fue la primera vez que se habló abiertamente de la homosexualidad en los medios mexicanos y tuvo un impacto duradero en la cultura mexicana.

La Camarista (Lila Avilés)

Dirigida por la mexicana Lila Avilés, esta película retrata los sueños y aspiraciones de una «camarista», quien limpia las habitaciones de un lujoso y gigantesco hotel con decenas de pisos; esta rutina pone en valor el trabajo invisible de las mujeres que se vuelven transparentes para que otros puedan triunfar en un podrido sistema laboral injusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.