La Femme: frenético mix que seduce

Alguna infinita noche de sábado. Cadencia groovy y la extraña nostalgia de un robot que no dejó de bailar. Un mapa mundi traducido al francés y una vieja canción de amor gitana. La balada en español que recuerda tiempos mejores. El frenesí que seduce y contagia mientras se mueven los cuerpos y sudan la miradas. Semblante alegremente kitsch y un libro de filosofía subrayado. Pastiche frenético de ritmos y clichés luminosos. Italo disco moderno y cyber punk suave. Psicodelia romántica. Arco iris eterno de formas inesperadas. Así luce Paradigmes, el tercer álbum del grupo de Biarritz radicado en París. Se trata de una pertinente postal discográfica que representa la parte luminosa, y bailable del 2021. Pudimos conversar hace unos días con Sacha Got mitad creativa de La Femme, esto fue algo de lo que nos dijo:

¿Cómo surge el sonido de La Femme?

Partimos de escuchar y fusionar estilos de música diferentes. Cuando encuentro música que me gusta pienso en la manera de retomarlo. La mayor originalidad en el 2021 radica en mezclar todo. Pienso que una banda que hoy sea solamente de rock, de ska, o electro puede limitarse mucho. Nuestra manera de ser original es mezclarlo todo y generar un puente entre estilos para hacer algo peculiar. Por ejemplo, en la canción Disconnexion partimos de música disco e incluimos sonidos de música country. Tratamos de explorar nuevos caminos porque nada es nuevo, todo se recicla y todo se mezcla.

Esa mezcla parece incluir además dosis entre diversión y cierta profundidad de pensamiento. Entre bailar y pensar.

Es una buena manera de describir nuestro sonido. Tomamos nuestra música muy en serio, trabajamos mucho en ella, le dedicamos tiempo en el estudio, pero cuando la tenemos lista y la presentamos, queremos que suene simple, fresca, sencilla y divertida. Tenemos que ser serios pero sin tomarnos tan en serio. Hacer música es distinto a ir a trabajar a una oficina. Me gusta mezclar sonidos bailables con letras profundas y es esa mezcla lo que más disfruto. Si es solamente divertido o muy serio, entonces se vuelve aburrido.

¿Cómo sucede la dinámica para la creación de las canciones y las letras de La Femme?

Generalmente las canciones las componemos entre Marlon y yo. Solemos trabajar cada uno en su estudio, y en algún punto nos juntamos y mezclamos las ideas. Puedo traer ideas a su canción o viceversa. Solemos enfocarnos inicialmente a la música y las letras son parte de un proceso más complejo porque suelen llegar de lugares inesperados y su búsqueda es peculiar. Estamos permanentemente abiertos en un proceso artístico y de creación. A veces las ideas llegan de manera natural y otras es complejo el proceso de creación.

En ocasiones despierto por las noches con una melodía que acabo de soñar. Decido entre levantarme de la cama e ir al estudio o mejor seguir durmiendo para que sigan los sueños. Creo que todos somos capaces de tener ideas desde el mundo onírico. Yo procuro apuntarlas y algunas se convierten en notas musicales que grabamos. No las dejo escapar.

¿Qué tan francés es La Femme?

De alguna manera somos muy franceses pero por otra parte estamos abiertos y nos encanta viajar y descubrir otras culturas. En el nuevo disco hay influencias de música turca en Va o de la balada española en Le jardin. Si solo fuéramos franceses tocaríamos el acordeón y cantaríamos como Edith Piaf. Cuando empezamos el grupo decidimos homenajear a la lengua francesa porque notamos que muchas canciones estaban cantadas en inglés sin importar su país de origen en una dinámica desde la globalización que se parece a comer en McDonalds o tomar café en Starbucks.

Creo que la clave consiste en partir de la cultura original del país y tomar después las influencias de donde quieras y buscar así tu particularidad y originalidad. Hace tiempo estuve en España y unos amigos cantaban en inglés canciones de los Beatles y les decía que estaba cool pero que era música de hace 40 años y que ya muchos habían hecho algo por el estilo. ¿Por qué no cantar en español o incluir ondas de flamenco como una gran fuerza cultural? Parece que gana la globalización donde, al intentar ser únicos, terminamos siendo todos siendo iguales.

¿Cómo sucede la dinámica en la que llevan la música hacía lo visual con, por ejemplo los videos para sus canciones?

Nos gusta tener el control con la imagen porque la música puede alcanzar una dimensión más profunda. Aunque trabajamos con un equipo técnico, nosotros dirigimos nuestros videos. En esta época, en el mundo digital, el video clip es la forma más completa de arte.

La portada del disco recuerda a la imagen de la película Metrópolis de Fritz Lang. ¿Existe alguna intención en ello?

La portada la hizo el artista francés Polygon. Nos gusta su trabajo y pensamos que su estética retro-futurista va bien con el concepto del disco. Una atmósfera electrónica, que luce del pasado pero no tanto, que gratamente confunde. Que no sabemos de dónde viene y que podría ser de cualquier lugar y de cualquier época.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.