Enfant Sauvage: sútil nostalgia de adolescencia

En español, petricor es el nombre del olor que se produce al caer la lluvia en los suelos secos, el olor a tierra mojada. La palabra también ha servido como título para el primer disco en solitario de Guillaume Alric, mitad del dueto electrónico francés The Blaze y quien presenta su aventura bajo el nombre de Enfant Sauvage. Al comienzo de la plática descubrimos que se encuentra en su estudio casero en París. Partimos de aquí para saber más sobre este disco cuyo origen puede descubrirse con tintes nostálgicos por el tiempo que vivió el músico durante su adolescencia en Clamecy, un pueblo industrial en el centro de Burgundy en Francia. Petrichor se acompaña por una trilogía de videos que narran la historia de amor en la campiña francesa antes de que el internet apareciera.

Para crear tu música, ¿empiezas siempre en tu estudio donde te encuentras ahora?

Sí, ahora mismo estoy en el estudio dentro de mi casa. Pero uso un estudio más grande donde mezclo el álbum.

Justo pensaba que Petrichor es disco muy personal e íntimo y pienso que tal vez sea reflejo de la posibilidad de tener el estudio cerca de tu recámara. Existe cierta conexión entre levantarse y crear música o crearla antes de dormir.

Sí realmente es la manera en que me gusta producir. A veces recién me levanto ya estoy en el estudio pero prefiero trabajar de noche, a veces me quedo hasta las 4 o 5 de la mañana. Salgo del estudio y llego a mi cama. Es bueno tener este proceso tan íntimo. El estudio es el espacio más grande de mi departamento y vivo acompañado de la música todo el tiempo.

Después de ver los videos que acompañan álbum parece que también un sentimiento de nostalgia está presente. ¿Tiene que ver con los tiempos que vivimos o sólo es un reflejo natural de tu primer disco en solitario?

Creo que viene en parte por mi edad, pero también los videos son sobre el pequeño pueblo campirano donde crecí y mostrar cómo es la vida ahí y como es la vida ahí cuando eres niño y vives en medio de la nada con naturaleza a tu alrededor. Los videos forman una especie de documental sobre este estilo de vida.

Es curioso pensar que vivir en lugares así provoca una especie de nostalgia precoz…

Sí, porque te vuelves más contemplativo. Con tan inmensos paisajes, puedes apreciar todo el horizonte y en cambio en la ciudad estorban todos las construcciones y edificios. Cuando vives en el campo, hay mucho espacio y es más factible que reflexiones y introspecciones y tal vez cuando creces tienes ya esta emoción delicada porque eres más sensible.

El disco empieza con 58500, canción que he escuchado mucho los últimos días. ¿Cómo sucede el proceso de escuchar una canción en repetición como creador. ¿Llega un punto donde ya no quieres escucharla más o algo así?

Escucho las canciones mucho conforme las voy creando pero cuando ya está lista prefiero no escucharla por mucho tiempo, tal vez años. Tal vez en una década lo haga y piense que no estaba tan mal porque, ademas, recordará una parte de mi vida.

Conforme creas tu música, ¿alcanzas a imaginar los escenarios donde se escuchará?

Cuando hago música mi primer deseo es que creo música para que la gente sienta alguna emoción, que emprendan un viaje donde puedan contemplar su alma de algún modo; pero eso sólo cuando sucede en la casa del escucha. Si estoy tocando en vivo me encanta que la gente baile, que lo disfruten con un amigo, disfruto sentir más energía, mucho más energía física por lo que las canciones para las sesiones en vivo suelo pesarlas y crearlas mas energéticas; si estás en tu casa, puedes recostarte en tu sala, cerrar los ojos y dejar que tu mente vuele.

¿Cuál es tu opinión con la escena musical electrónica francesa actual?

Es difícil definir un estilo francés paro este tipo de música electrónica viene un poco del techno y mezcla con un movimiento underground francés más rudo y más punk. Podemos decir que el estilo francés de hoy es muy rudo, dark, muy profundo con el sonido del bajo, pero al mismo tiempo es muy romántico y poético. Parte de la cultura francesa incluye a grandes poetas, arquitectos, pintores y todos ellos han influenciado a la música francesa contemporánea.

¿Ideaste el disco como un álbum completo?

Sí, lo he construido para que sea una especie de viaje emocional, como una ola.

¿Cómo surge el título, Petrichor?

Es una especie de alegoría porque mi inspiración viene de mi adolescencia, así que el petricor es el olor de algo que acaba de suceder. La tierra mojada que huele a lluvia reciente para mí se refiere a esa etapa de mi vida que ya se fue, es el olor del pasado.

La parte del arte gráfico captura también esta idea…

Hicimos el arte gráfico con fotos de aquel entonces. Las imágenes fueron una primera inspiración. Cada canción es acompañada con alguna foto que tomé en mi adolescencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.