¿Dónde está el avance electoral?

El autoengaño de los partidos políticos de la alianza ¡Va por México! de  que Morena no contará con mayoría calificada en la Cámara de Diputados, únicamente trata de encubrir el estrepitoso fracaso electoral que sufrieron el pasado domingo.

Las estructuras tradicionales de los partidos políticos; el voto duro de los militantes; las viejas prácticas de manipulación y compra de sufragios, así como la supresión de la dignidad de los principios ideológicos de sus organizaciones no alcanzaron a PRI, PAN y PRD para detener a Morena y sus aliados.

Coincido con lo que apuntó el intelectual sonorense Raudel Ávila en su columna del diario El Universal: “el electorado volvió a repudiar al PRI, más dramáticamente que en 2018 y el daño es irreparable. Da un poco de lástima cuando afirman “ya dieron por muerto al PRI anteriormente y regresamos.” No es verdad. Al otrora partidazo le quedan más o menos el mismo número de gubernaturas que tuvo en su mejor momento el PRD” (https://www.eluniversal.com.mx/opinion/raudel-avila/los-ultimos-priistas)

Entidades que históricamente habían sido bastiones priístas, sucumbieron, como en el 2018, ante la marca del partido del Presidente Andrés Manuel López Obrador.  Aunque los Dirigentes locales copien la narrativa nacional, de que: “el PRI avanzó”, en los hechos reales, el voto de la gente no les favoreció. Las declaraciones y el discurso, su retórica triunfalista no cambia la tinta en las boletas electorales.

Pongamos un ejemplo, cuando uno afirma: “Julio Manuel Valera Piedras nunca ha ganado una elección”, no se está diciendo una mentira, por el simple hecho de que este político nunca ha sido votado como candidato de elección popular, por lo tanto, efectivamente “nunca ha ganado una elección”.  Sin embargo, el sujeto de esta oración ya ha sido Diputado Local y lo volverá a ser en el siguiente periodo, por lo mismo, en el discurso, podría decirse que: “Julio Manuel Valera Piedras, avanzó en las preferencias electorales y entró al Congreso”, porque gracias a los votos de su partido y al “Sistema Democrático”, ocupará un espacio en el Congreso Local, sin embargo, él no triunfó en la elección. Es decir, permanecer en el mismo sitio no es avanzar.

Empero, según el Programa de Resultados Electorales Preliminares 2021, Morena tendrá mayoría de legisladores en Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, CDMX, Colima, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz. Estos congresos representan 8,722 millones de pesos del presupuesto total que les asignaron a los 32 recintos legislativos del país para este año; es decir, que Morena y aliados podrán manejar hasta 63.6% de los recursos etiquetados para los estados. Con estos datos, me gustaría que alguien me explicara o le explicara a los Dirigentes Estatales de los partidos ¿Cuál es la lógica de su discurso? ¿Dónde está el avance electoral?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.