Crónica

Caminata del 102 aniversario del Incendio en El Bordo

Caminata del 102 aniversario del Incendio en El Bordo

Crónica, Tendencias
«Weeeey noooo el Reloj» decía una de las nuevas frases que fueron pintadas sobre El Reloj el pasado ocho de marzo, Día de la Mujer. Mirábamos el monumento desde el kiosko, mientras esperábamos a que terminara de llegar el grupo para la Caminata del 102° aniversario del Incendio de la Mina de El Bordo. Se escuchaban opiniones en contra y a favor de las pintas, mientras, como escena de fondo, una madre retrataba a sus dos hijas que posaban sobre la base de El Reloj, junto a las frases «Puto Estado», «México Feminicida» y una mancha de pintura que parecía el trazo abstracto de un cuadro de Jackson Pollock. Minutos más tarde, un hombre de unos ochenta años, llamado Javier, llegó con todo y su bicicleta para sumarse al grupo, que alcanzó a congregar unas cuarenta y cinco personas que fu...
Primer Encuentro Intergaláctico de Nueva Crónica Mexicana

Primer Encuentro Intergaláctico de Nueva Crónica Mexicana

Crónica
Porque la Nueva Crónica Mexicana expresa la diversidad y las contradicciones de un México complejo y siempre cambiante. Porque queremos celebrar los inciertos dizque 700 años de la fundación de Tenochtitlán-CDMX, este primer encuentro de cronistas representa expresiones narrativas nutridas de la amplia tradición del periodismo mexicano. Buscamos difundir a algunos de los mejores exponentes del género más complejo y literario, a través de lecturas, conferencias, documentales y una exposición gráfica de autores emergentes y consolidados en los campos de la crónica, el fotoperiodismo y el cine documental. Buscamos atraer lectores y público en general, amorosos y a la vez desencantados de una ciudad con altos contrastes culturales y sociales. Consideramos que, en sus mejores momentos, la crón...
Un año de Rescata La Maestranza

Un año de Rescata La Maestranza

Crónica
Por: Colectivo Rescata La Maestranza Parte 1: La Rodada por la Memoria Si algo hemos aprendido durante este año, es que La Maestranza pertenece a toda una red de elementos vinculados a la memoria; es como una constelación fantasmagórica de patrimonio histórico (tangible e intangible) que en su mayoría se encuentra olvidado, abandonado y cerrado para los habitantes de la ciudad; que cuenta con 500 años de historia de explotación minera de innegable raíz esclavista y colonial, de la que los cronistas oficiales pasan de largo, pero que configura nuestro inconsciente social determinando el presente. Hoy habitamos una ciudad que creció disparada hacia el sur sin ninguna regulación coherente, en completa opacidad y sin conexión aparente con las capas de historia que la construyeron. ...
Mi breve pero intensa historia de amor con el crico

Mi breve pero intensa historia de amor con el crico

Crónica, Literatura
Por: Ramsés Postiga Estoy tomando cubas de a diez pesos en un bar en el centro de mi ciudad. Una ciudad mexicana que podría ser cualquiera. Bebemos caña. Cagnac. Mi gusto con el alcohol nunca ha sido demasiado sofisticado. Con que me emborrache me doy por bien servido. Mi amiga acaba de irse y yo tengo ganas de más fiesta. Llamo a Sofía, mi más reciente relación tóxica. Le digo: ven, hay que seguirla. Ella aparece en veinte minutos. Seguimos bebiendo en el mismo bar hasta que cierran. Nos vamos a otro. Y luego a otro, hasta que terminamos bebiendo en casa del dealer. Compramos un gramo de coca y la cotorreamos. El dealer es un tipo muy amable. Conversé con él. Me habló del crico y me dijo que, hoy por hoy, era lo que más dejaba ganancias. Yo ya había leído sobre el cristal, y visto documen...
ASÍ RECORDARÉ A PEDROPIEDRA EN PACHUCA

ASÍ RECORDARÉ A PEDROPIEDRA EN PACHUCA

Crónica, Música, Reseñas
El día que Pedropiedra anunció su concierto en Pachuca leí un comentario en el evento de Facebook que decía, palabras más palabras menos, “¿cómo en Pachuca, Pedro?, yo sé que es la gente que te maneja pero que chingados?”; por dentro me sentí como el meme de sostenme mis pastes, pero creo fue un poquito el sentir de Pedro y sus músicos en general: ¿qué chingados? Y supongo que es lógico, cuando llenas a todos lados y llegas a un lugar donde te reciben 30 personas, debe ser un sacón de onda. Uno tan profundo como el que me di yo al llegar y ver tan poquita gente, o al descubrirme siendo ese adulto entre adolescentes, ese adulto que cuando tenía 15 veía con cara de fuchi, ¡ja! Después de un rato de esperar y de un par de cervezas en la pancita, subieron al escenario Pedro y los chicos de su...
Belafonte Sensacional: La cresta de la cruda es Nel

Belafonte Sensacional: La cresta de la cruda es Nel

Crónica, Entrevista, Literatura, Música
*Una versión más breve de esta entrevista puede leerse en el número 172 de Revista Marvin ¿Por qué no vamos a una de esas cantinas del centro que nos gustan?, de señores. Leí en la pantalla de mi celular y salivé con el antojo. Una vieja cantina con buena botana nunca es mala idea, pero recordé que hace unos meses conocí uno de los lugares más Nel que hay en el chilango y preferí citar a Israel Ramírez, líder de Belafonte Sensacional, en el Fiuma Cocodrilo, el secreto mejor guardado del corazón del Barrio Chino, en el Centro de la ciudad. El lugar no tiene ornamentos, o hay que ser muy buen observador para encontrar aquellos que aún le quedan y te hacen recordar a otro lugar, la misma Ciudad de México que hoy ya no es la que antes era; que te obligan a intuir lo que pudo haber sido en ...
La noche del Sandunga

La noche del Sandunga

Crónica, Literatura
Por Adrián Román .- Esta crónica está publicada en el libro La noche del Sandunga, Ediciones El Salario del Miedo, 2019. Yo fui el Sandunga. Legendario jugador de futbol que corrió por los campos de la puerta 5 de Ciudad Deportiva. Aquel jugador espigado que le pegaba a la pelota de cucharazo y corría a grandes zancadas. Yo, Sandunga, Sandunga, mamá, por dios que así me decían. Y yo fui el mismo Sandunga que dejaba la piel en el césped del Maracaná. El mítico escenario que noche tras noche convocó las guerras épicas entre los de la calle 21 y los de la 35, de la colonia Ignacio Zaragoza. En el Maracaná, ese sagrado campo pambolero, que no era otra cosa que un camellón en avenida Churubusco. Pero seguro que yo no era el único que imaginaba alrededor una tribuna llena que no paraba de gri...
Yusneivi

Yusneivi

Crónica, Literatura
 Por Carlos A. Ramírez La conocí pidiendo, como yo, un trago en la barra del Hard Rock Live de la Ciudad de México. Estaba un poco ebria y sonreía maravillosamente. A unos metros de nosotros Marciano Cantero y sus Enanitos Verdes hacían lo suyo. Me encantaron su acento y la manera en que bebía: ansiosa, desesperada. "Tengo dos semanas aquí y me encanta, chico. Hay fiesta to´ los días. Me trajo mi madrina, esa señora de allá, de La Habana. Vo´ a trabajar en la televisión, mi chiniiii", me decía mientras devoraba bocadillos y giraba sobre sí misma ondulándose, presumiendo un culo espléndido. Lo único que desentonaba en ella, quizá, era su dentadura algo estropeada pero de ahí en más era una verdadera princesa del Caribe. Una auténtica hija de Ochún, voluptuosa y un poco vulgar. Así estuvimo...
MANTENTE VIOLENTO: CRY ME A RIVER FEST 2009

MANTENTE VIOLENTO: CRY ME A RIVER FEST 2009

Crónica, Literatura
Por Javier Ibarra *Esta crónica está publicada en el libro "Una tragedia en tres acordes. Historias desde el moshpit", de Javier Ibarra, El Salario del Miedo 2019     En 2009 los putos amos de la música caótica, Louise Cyphre, subían a su MySpace el nuevo diseño para la playera que venderían en el Cry Me a River Fest (CMAR). “SCREAMO IS DEAD!! long live louise cyphre”, se leía en la parte frontal. La frase contrastaba en una imagen de estilo japonés, donde una mujer y un hombre parecían gritar eso que se popularizó dentro de este subgénero del hardcore. Aquel verano sigo considerándolo como lo mejor que he hecho en mi juventud. Tenía 22 años, había finalizado la Licenciatura en Administración de Empresas e intentaba hacer algo diferente, sabiendo que en cualquier momento...
PACHUCA, UNA CIUDAD SOBRE ABISMOS

PACHUCA, UNA CIUDAD SOBRE ABISMOS

Crónica
Por: David Ordaz Bulos*   Una torta de tamal y un vistazo a los dibujos en la banquetas pintados con gis por Lux, el vagabundo pitagórico, son el arranque de la caminata por la antigua Pachuca, misma que forma parte de la serie Caminando Hidalgo que organiza la Fundación Arturo Herrera Cabañas. Un grupo desmañanado, compuesto en su mayor parte por estudiantes de arquitectura, se junta en el atrio de la iglesia de San Francisco hasta que llegan los guías Marco Díaz y Xenón Rosas. La primera historia es sobre el rol que tuvo el convento franciscano en los tiempos de la colonia como recinto del saber de la herbolaria indígena que los evangelizadores usaron para sobrevivir en las misiones del norte del país. –¿Para esto me hiciste levantarme temprano?– le dice un estudiante a otro, mie...