Cannabis, otros espacios, otras miradas: cafetería La Juanita.

Sobre avenida Insurgentes casi esquina con Colima (en la colonia Roma, Ciudad de México) recientemente se inauguró la cafetería llamada “La Juanita”. El nombre es coherente con el espíritu y objeto de sus fundadores: un espacio de difusión y goce de la cultura cannábica.

Definitivamente el consumo en espacios reservados tardará algunos años más en concretarse. Pero algo debe quedar claro: la cultura cannábica no se reduce solamente a fumar mota. En lo personal me molesta el cliché de que un espacio cannábico debería ser un lugar lúgubre, oscuro o sucio. O el estereotipo del cubículo estudiantil, con compas con dreadlocks (rastas).

La experiencia cannábica remite a conocer y disfrutar de cientos de otras formas y utilidades de la cannabis: industria papelera, industria textil, gastronomía, y fundamentalmente como industria cultural. Sin duda, La Juanita se convertirá en un espacio cultural imperdible para conocer en la Ciudad de México.

Además de su carta ingeniosa, se pueden encontrar libros y otras publicaciones especializadas, así como títulos de editoriales independientes. De hecho la Juanita será sede -junto al Museo de la Ciudad de México y la Pulquería Insurgentes- del “Primer Encuentro Intergaláctico de Nueva Crónica Mexicana. Homenaje a Tenochtitlanga en los dizque 700 años de su fundación” organizado por la editorial Producciones el Salario del Miedo, que se llevará a cabo del 7 de julio al 7 de agosto de 2021.

Existen otros espacios para la experiencia cannábica, y esperamos que haya muchos más, porque la cultura cannábica no es homogénea ni estática, y pensar lo contrario es cerrar los ojos a la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.