Así es LABYRINTHITIS de Destroyer

El álbum de Destroyer de 2022, LABYRINTHITIS, está lleno de terrenos místicos y embriagantes, los hilos de las notas de Dan Bejar se tejen a través de un tesoro de referencias que en algún momento fueron siniestramente conocidas e íntimamente desconcertantes.  

Más que un rompecabezas desconocido para el oyente, LABYRINTHITIS se deforma y se retuerce a través de territorios poco familiares también para Bejar. Escrito en gran parte en el 2020 y grabado la siguiente primavera, el álbum ve a Bejar con su colaborador, John Collins, buscando artefactos míticos enterrados en algún lugar bajo la pista de baile, desde la espiral deslumbrante de “It Takes a Thief” a la alegría en forma de collage de la canción homónima. Las primeras ideas de canciones fueron sacadas de la música disco, Art of Noise y New Order; Bejar y Collins abogan por la irracionalidad desmesurada. “Nuestra versión pudo haber sido de clubes punk, pero nuestras referencias para el álbum fueron más fieles a la música disco,” dice Bejar.

Bejar y Collins condujeron su expedición en la cúspide del aislamiento, Collins en la isla remota de Galiano y Bejar desde Vancouver, enviando ideas de ida y vuelta cuando las restricciones no les permitían encontrarse en persona. Antes de la mezcla, la banda de Destroyer se involucró para extender la sincronicidad espontánea y el descubrimiento mutuo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.