40 años después, todavía corre el «Rio» de Duran Duran

Los dibujos de mujeres al estilo Pop Art que desde la costa de California produjo Patrick Nagel ayudaron a definir la estética de la ilustración New Wave a finales de los años setenta en Los Ángeles y que hoy reconocemos con un estilo que tuvo ecos en otros lugares y hoy nos sirven para visualizar una especie de estilo gráfico ochentero.

Las ilustraciones de Nagel aparecían en las páginas de Playboy y desde ahí, Paul Barrow, manager del grupo y ávido lector de la revista, presentó a Duran Duran como posibilidad para usar en lo que sería su segundo disco. Al grupo inglés le pareció buena idea y contactaron al artista.

El encargado del diseño gráfico del disco sería Malcolm Garret, quien venía de diseñar el arte para el pivotal disco de Buzzcocks. Su estilo con elementos geométricos rondando la imagen, ayudarían a marcar la línea editorial del diseño ahora reconocido como salidos de los años ochenta.

Malcolm Garret fue compañero de clases de Peter Saville en el Politécnico de Manchester. Una de las pocas colaboraciones que han tenido fue para el arte del primer sencillo de ese segundo disco de Duran Duran, My Own Way. El resultado resulta fascinante por la mezcla de estilos de dos de los más grandes diseñadores de la época. Curiosamente, solo para el mercado japonés, la portada fue cambiada por una ilustración de Patrick Nagel. Se trata de la primera versión que el ilustrador mandó para la portada de Rio, pero que fue rechazada por el grupo.

La versión definitiva de la portada es una imagen poderosamente icónica. La mezcla de los estilos de Nagel en la ilustración, y de Garret en el diseño gráfico, nos llevan automáticamente al comienzo de los años ochenta. La sonrisa plástica pero emotiva de la mujer la colocan como una especie de Mona Lisa de ese tiempo.

Malcolm Garret continuó trabajando con Duran Duran por varios años más. Patrick Nagel tuvo menos suerte: mientras manejaba su auto después de haber participado en un maratón para recaudar fondos para la Asociación Americana del Corazón, su cuerpo se encontró sin vida dentro de su coche. La autopsia determinó que el artista había fallecido por un ataque al corazón.